Con una clara intención de dotar de contenido al propio espacio gastronómico y una excusa perfecta para darlo a conocer, este evento está pensado, aprovechando el espacio, para conectar a profesionales del mundo del diseño con la gastronomía. El objetivo es hacer partícipe a todos los públicos, desde los propios clientes habituales y vecinos del barrio hasta profesionales y curiosos en general.

Cómo nació esta idea?

Desde la apertura del restaurante Bicnic, en octubre de 2017, con el propósito de dinamizar el espacio se crean propuestas culturales relacionadas con el diseño y la gastronomía. El ciclo de conferencias Fast Talks surge de esta idea. Una representación tangible del concepto del propio restaurante, la fusión entre el diseño y la gastronomía, el cual explora casos donde gastronomía y diseño caminan en una misma dirección. Fast Talks es la evidencia de cómo estas dos disciplinas pueden encontrar puntos de conexión y cuáles son los frutos de esta unión en un formato íntimo y para un aforo limitado de personas.
La idea, por una cuestión de espacio y horarios del restaurante, fue crear sesiones de 30 minutos de duración, el tiempo perfecto para tomar una caña y picar algo después del trabajo, en compañía de varios profesionales relevantes, que tienen el objetivo de explicar en primera persona, proyectos de referencia en este ámbito.

Fast Talks ya tiene más de una edición de vida…

Durante el primer ciclo de este nuevo formato, -junio y julio de 2018- Fast Talks contó con la participación de 4 ponentes de diferentes disciplinas que mucho tienen que ver con el diseño y la gastronomía. El ciclo fue inaugurado por el reconocido fotógrafo Txema Salvans, quien tiene una de sus fotografías expuestas a gran formato en la zona Slow de Bicnic, la cual representa un picnic urbano. Seguidamente, se propuso a los estudios de diseño y comunicación gráfica Lo Siento y Clase Bcn, quienes han estado siempre muy involucrados en proyectos de marcas y packaging para diferentes empresas de alimentación y bebidas. Para cerrar este primer ciclo, se contó con la participación del calígrafo Oriol Miró, quien presentó entre otros, su proyecto de lettering para Cava Rimarts, a quien también se invitó para posteriormente hacer una cata con el público asistente. El hecho de poder contar con Oriol Miró junto con el propio cliente, Cava Rimarts, ofreció una visión completa del proyecto desde todas las perspectivas.

Cuándo las cosas salen bien, hay que repetir

El segundo ciclo vino unos meses más tarde, durante el último trimestre de 2018. Con el trabajo de comisariado, nuevamente, por parte Toormix, se buscó la participación de diferentes perfiles creativos conectados del mismo modo con el mundo de la gastronomía. Los seleccionados fueron el estudio de diseño gráfico Atipus, junto con Cava Maria Rigol -ponencia que incluyó una cata de cava-, seguido del innovador proyecto de Vega Hernando, Eating Patterns, un proyecto personal e innovador que surge del interés por compartir las recetas más personales a través de su experiencia como diseñadora. El mes de noviembre, el estudio de diseño gráfico y packaging JJ Bertran, una referencia absoluta en el mundo de las etiquetas de vino y uno de los pocos estudios especializados sólo en este ámbito. Y finalmente, el estudio de Josep Basora, quien nos presenta sus proyectos relacionados con la gastronomía, algunos de ellos vinculados directamente con el mundo del café.

Cual ha sido el resultado?

Como resultado, esta actividad ha permitido dar a conocer el restaurante a nuevos públicos, así como fidelizar a los que ya son clientes habituales. Consolidar Bicnic como un espacio gastronómico más allá de un restaurante donde cada día pasan cosas nuevas y se presentan sorpresas constantemente. La vinculación con el mundo del diseño es clave y coherente con el propio posicionamiento del local y consolida este restaurante como una punto más dentro del circuito del diseño de la ciudad de Barcelona. Este hecho propicia un discurso donde se potencia el diseño como herramienta para el cambio y una excusa perfecta para unir también la profesión con el ámbito de la restauración y la gastronomía. Además, el objetivo estratégico es acercar el restaurante al público potencial, de este modo Fast Talks es la excusa para venir a probarlo y descubrir la cocina del chef Víctor Ferrer.

Qué hicimos

  • Conceptualización del evento
  • Dirección & organización
  • Comisionado del contenido
  • Diseño de marca e identidad
  • Diseño y dirección de arte