Una cerveza transgénero para el restaurante la Panxa del Bisbe de Barcelona

El reconocido restaurante La Panxa del Bisbe del barrio de Gracia de Barcelona encarga a Toormix la propuesta de conceptualización de su nueva cerveza. Una cerveza Pale Ale con un toque amargo y afrutado que, según el chef Xavi Codina, está pensada para combinar muy bien con el estilo de cocina del restaurante.

Lo primero que planteamos desde Toormix es alinear el posicionamiento de la cerveza con el propio restaurante. El objetivo no es crear una segunda marca que aporte una arquitectura compleja sino aprovechar el conocimiento y la reputación del restaurante para declinarlo en este caso, en un producto específico como la cerveza.
Jugando con la idea de género y dado que estamos trabajando con una cerveza (nombre femenino), la solución nos lleva a crear un nombre compuesto con el nombre del restaurante (“Bisbe”), —el cual significa obispo —, y el artículo femenino: La Bisbe. De este modo el artículo y el nombre juegan en contraposición para crear un naming interesante, divertido e incluso sensual.

Ya tenemos un nombre, ahora es necesario dotarlo de personalidad. En este caso, la clave está en el sujeto, en el género. Un “Bisbe” (obispo) tiene un género masculino y nosotros lo transformamos en femenino para este producto. El resultado es un obispo transgénero que a través del femenino, tiene lo mejor de ambos géneros. O bien uno nuevo, dependiendo de la lectura que se haga.

A la selección de una tipografía contundente, le acompaña un icono referido a un cáliz y un baseline conectado con la idea de “holy pale ale”. Asimismo, se crea una figura de fondo en forma de tiara episcopal que se trabaja a partir de la simulación de un tejido de encaje. El color morado, en referencia al obispado, se mezcla con un color carmín contrastado. En definitiva, la etiqueta está repleta de detalles que hacen referencia a la idea de transgénero a través del humor.

Como resultado, obtenemos la primera cerveza transgénero del mercado. Un concepto que liga perfectamente con el nombre del restaurante y que a su vez se alinea con el tono informal y de humor del propio local. Un producto que se puede encontrar en el mismo restaurante y en algunos puntos de venta autorizados, sólo apto para personas mayores de 18 años.

Conceptualización y diseño de los nuevos vinos de la casa para el restaurante Betlem, situado en el barrio del Eixample de Barcelona

Melchor, Gaspar y Baltasar son los nombres elegidos para los vinos (blanco, rosado y tinto) que guardan relación con el propio nombre del restaurante. Los Reyes Magos se convierten en la fuente de inspiración para estas etiquetas de vino y cierran el círculo junto al cava Estel (la estrella de Belén).
El encargo responde al trabajo de una propuesta gráfica y formal innovadora, que ayuda a recordar sus nombres y etiquetas a través de un lenguaje divertido y a su vez memorable. De este modo, se decide contextualizar el diseño bajo el paraguas de la cultura popular y así el cliente, teniendo un mayor o menor conocimiento sobre el mundo del vino, puede empatizar con este producto y relacionarlo directamente con la propia denominación del restaurante.

El resultado es un diseño lúdico y llamativo que juega con el color y la forma de la corona de los tres Reyes Magos de manera invertida, la cual a su vez expresa las distintas barbas tan características de estos tres personajes bíblicos. Finalmente, para el capuchón, se quiso remarcar la sobriedad del producto y se decidió usar un color blanco, en consonancia con el fondo de la etiqueta inferior.

Diseño de las etiquetas de vino para el restaurante Bicnic

Bicnic es un proyecto empresarial impulsado por Betlem y Toormix, que une la gastronomía y el diseño en un espacio de restauración con distintos formatos y fórmulas gastronómicas.
El principal objetivo para la creación y diseño de las etiquetas es que debían declinarse bajo el corporativismo y el código gráfico creado para la marca del restaurante. Los elementos que debían resaltar eran principalmente el círculo, símbolo corporativo por excelencia de Bicnic, y trabajar una denominación básica a partir de las distintas tipologías de vino: tino, blanco y cava.

A partir de aquí, se trabajó con la paleta corporativa de Bicnic y se asignó un color a cada una de las denominaciones. Por otro lado, se implementó la iconografía propia del código gráfico y el uso de la tipografía corporativa para textos.
El resultado es una etiqueta de vino simple y limpia que ayuda a comprender todos los elementos que la componen (denominación, ficha técnica, otras especificaciones, etc.) propios del código de las etiquetas de vino. Un sistema gráfico que permite ser declinado para otros productos de marca Bicnic como por ejemplo los packs de café.

 

Diseño de la etiqueta de vino Exedra

Exedra es un vino tinto de la DO. Pla de Bages, elaborado por la bodega Puiggròs a partir de uvas de la variedad Garnacha y criado en ánforas.
El punto distintivo de este vino es su crianza, que recupera el sistema de las ánforas de barro
-tal y como hacían griegos y romanos hace más de 2000 en el territorio del Empordà- como recipiente para fermentar la uva y elaborar el vino. La bodega Puiggròs retoma esta técnica de producción vinícola milenaria y la lleva a su bodega para producir el vino Exedra. De este modo, este recipiente de barro ofrece un vino que destaca por su mineralidad, frescura y un elevado grado de pureza de los aromas primarios de la variedad empleada.

A partir de aquí, el objetivo a nivel de diseño fue dar valor, a través de la forma, al concepto histórico que lleva intrínseco este vino. Para lograrlo, se creó una ilustración de una ánfora en cenital con una paleta de colores ocres característicos del material, ya que el ánfora original se hacía con barro, elemento que ayuda a la conservación del producto gastronómico. En conjunción con la ilustración, se creó un lettering que juega con el círculo y las formas redondeadas.
El resultado es una etiqueta formalmente referenciada en el producto y en su fuerte valor conceptual, distintiva y descriptiva, ya que da pistas de cómo es este producto y cómo se produce. Además, el cromatismo nos lleva al entorno terroso del barro, el cual es el componente mineral de los aromas secundarios de Exedra.

Qué hicimos

  • Identidad & branding
  • Packaging
  • Naming