Diseñamos la gráfica partiendo del diseño editorial de los fotolibros para explicar, referenciar y contextualizar al visitante en el mundo de los libros, mediante el uso de las tipografías y las cajas de composición, las portadas y las estructuras editoriales.

 

Reto

Desde el cliente y el equipo de comisariado se había diseñado una exposición en la que se daba máxima expresión al objeto de ésta: el fotolibro, con lo que debíamos crear una gráfica sutil que ayudase en la navegación por la exposición, a la vez que nos estructurara los distintos capítulos  comisariados por Martin Parr, Gerry Badger, Markus Schaden y Frederic Lezmi, Ryuichi Kaneko, Erik Kessels, Horacio Fernández, Irene de Mendoza y Moritz Neumüller. Debíamos crear una gráfica austera pero que, a su vez, tuviese el suficiente carácter como para destacar en el entorno.

 
 

Proceso

Para la producción de los elementos de señalización y los textos de la exposición trabajamos codo con codo con el departamento de producción del CCCB y Manual Color investigando sistemas y soportes de impresión orgánicos para conseguir así, el resultado más editorial posible sin caer en los materiales clásicos de producción de exposiciones. Los elementos de la exposición son páginas de libros sobredimensionadas y pegadas a las paredes de la exposición, llevando el diseño editorial a la propia gráfica.

 
 
 

Los encabezados y los textos de contextualización de la exposición se diseñaron como si de las introducciones de un fotolibro se tratara consiguiendo que nos trasladara a la sensación que tenemos cuando hojeamos un libro. Queríamos que los libros fueran el eje de toda la exposición desde el contenido a la propia gráfica.

 
 

Conclusión

Los encabezados y los textos de contextualización de la exposición se diseñaron como si de las introducciones de un fotolibro se tratara consiguiendo que nos trasladara a la sensación que tenemos cuando hojeamos un libro. Queríamos que los libros fueran el eje de toda la exposición desde el contenido a la propia gráfica.

 
 

Qué hicimos

  • Diseño de identidad
  • Diseño de espacios
  • Señalética

Mònica Ibáñez

Jefe de coordinación y producción de exposiciones CCCB

El inicio no fue fácil y pareció haber una cierta dificultad de adaptación al proyecto o entorno que, por su idiosincrasia, puede que no ofrecía la libertad creativa esperada, pero en realidad demostraron ser muy capaces de adaptarse! Destacaría su grado de implicación, responsabilidad y su alta capacidad de organización, vitales en un proyecto de estas características, poniendo atención hasta el mínimo detalle. Aportaron visión y creatividad globales hasta el final. “