La identidad desenfadada busca alinear el tono de proximidad de su equipo con el cliente a través del tono humorístico, ubicando a la empresa en el sector gastronómico y comunica a su vez el equipo y el clima que generan en sus tours y proyectos.

 

Reto

Aborígens es un proyecto de dos profesionales de la comunicación apasionados por la gastronomía local, que querían una identidad que comunicara su pasión por la comida a través de los servicios que realizan; la consultoría y los tours gastronómicos, pero manteniendo su personalidad desenfadada. Desde el principio, el reto fue comunicar su gran profesionalidad y conocimiento en términos gastronómicos con un tono distendido y coloquial, muy característico de su forma de trabajar y relacionarse, tanto con los clientes como con la comida.

Proceso

Seleccionamos imágenes divertidas y decadentes de google images, así como fotos de gatos, que los miembros del equipo imitaron de forma divertida, para conseguir un guiño exagerado con los tours y sus consecuencias.

La identidad está basada en el imaginario de una típica bodega local y los productos tradicionales que se pueden encontrar en ella.

Conclusión

Una solución sencilla pero visualmente atractiva, que, con sólo 3 elementos de papelería, ayuda a construir un imaginario visual propio y reconocible.

Qué hicimos

  • Creamos una identidad acorde a la personalidad del equipo de Aborígens
  • Construimos un discurso de comunciación
  • Nos hicimos amigos