Josep Teixidó, impulsor del obrador y del proyecto empresarial, contacta con Toormix para la definición de los valores y atributos de la marca, la creación de su denominación, el diseño de la identidad y la definición del código visual, así como el desarrollo de su línea de packs. Por otra parte, y en segunda instancia, se encarga la consultoría para el diseño y conceptualización de nuevas líneas de producto.

 

Reto

El reto del proyecto pretende encontrar la combinación entre la conceptualización de la marca, los valores y el equipo a través de una imagen fresca y contemporánea. El objetivo no es articular el discurso desde la naturaleza inclusiva del proyecto, sino enfatizar especialmente la creatividad y la calidad del producto. La filosofía de Xócala radica en la base de un chocolate de alta calidad y con un carácter social, pero este último atributo se trabaja como una característica más y por lo tanto, se decide que no debe encabezar la estrategia comercial principal de la marca.

Para el diseño del naming y la posterior creación de la marca gráfica se trabaja bajo la idea de «chocar las manos» como sinónimo de hacer un buen trabajo en equipo. Un saludo en forma de unión de manos que comunica al mismo tiempo un trabajo conjunto y manual, propio de la artesanía pastelera. El «xócala» como fruto del sentimiento del trabajo en grupo, de la culminación de un proyecto y a la vez de la unión e inclusión que aglutina varios perfiles que se dan la bienvenida a través de este saludo.

Para la formalización de la identidad se trabaja con el símbolo de una mano, la cual se repite a lo largo de los packs en forma de indiana para generar la idea de variedad y equipo, además de expresar un movimiento que juega con direcciones y combinaciones que se entrecruzan entre sí. La gama de colores que se distingue a través de las diferentes tipologías de chocolate, es vibrante y ayuda a transmitir un carácter alegre y lleno de energía.

“Històries de xocolata” (Historias de chocolate) es el eslogan definido para la marca, el cual expresa la idea de que detrás de cada producto y de cada idea, hay una historia diferente, fruto de la conexión entre el producto, la combinación de ingredientes (siempre original y sorprendente) y el equipo que trabaja para hacerlo posible.

Proceso

Con el objetivo de conocer el funcionamiento del obrador y de las posibilidades del trabajo con el chocolate, todos los integrantes del estudio nos desplazamos al obrador para hacer un taller como los que organiza regularmente Josep para personas con capacidades especiales o con riesgo de exclusión social.

Durante el transcurso de este, exploramos todas las posibilidades del chocolate (formulación, bases, diseño de moldes, acabados…) mediante el desarrollo de productos como bombones, bases y presas, lo que nos ayudó posteriormente a conceptualizar el producto en la fase de «food-design».

Una vez concluida la fase de conocimiento y análisis del proyecto empresarial, se hizo un trabajo de definición de valores, seleccionando aquellos que debían asociarse al proyecto: creatividad, calidad, equipo y oficio, así como los atributos que debe respirar la marca: positivismo, proximidad, inclusión y frescura, los cuales debían transmitirse en la creación de la identidad.

Para el desarrollo del naming se buscó una propuesta global, que fomentara los valores de marca y que sirviese para articular el discurso inclusivo, a la vez que tuviera pregnancia y fuese memorable.

Para el desarrollo de los packs se ha trabajado cuatro líneas de color, una para cada especialidad: rojo (frutas), verde (condimentos y especias), amarillo (frutos secos) y azul (especialidades Xócala). En lo que se refiere al proceso de creación, se diseña el molde del mismo producto, con el que se producirán las presas, buscando una forma diferente a la tradicional retícula cuadriculada y haciéndolas más únicas y recognescibles. Dentro del propio catálogo de producto también se desarrolló una quinta línea de packs básica para los chocolates base.

Conclusión

Finalmente, se concibe la marca Xócala como un nuevo distintivo de productos de chocolate que apuesta por la creatividad y la calidad del producto, teniendo en cuenta sus principales características: la innovación y la inclusión social. Una propuesta gastronómica original, cargada de simbolismo, y cuyo resultado demuestra un proceso de trabajo maduro, gradual y razonado, mediante la experiencia del equipo de diseño y en colaboración con el cliente en la fase previa de estudio y análisis de la marca.

Qué hicimos

  • Naming
  • Estrategia de marca
  • Identidad & branding
  • Diseño de packaging y producto